Especialista en Cardiologia Intervencionista
TwitterFacebookGoogleLinkedInYouTubeRSS

Speaker & Trainer

Fina-speaker

Cuando veo a un joven residente de cardiología nervioso y angustiado porque tiene que hacer una pequeña presentación en algún congreso local, me invade una sensación tal de ternura….

Miro  atrás  y  veo  a  la  joven  doctora  Mauri  también  nerviosa   y  angustiada, preocupada  por  si  sabría  transmitir lo que quería decir, por si sabría comunicar lo que tenía dentro…. Conectando con su emoción, puedo verme a mí misma hace unos años.

Me  encanta  explicar   lo  que  en  estos  años he  aprendido,  lo  que  a  mí  me  han explicado,  lo  que  después  he  aplicado, mientras   investigaba  la  mejor  manera  de hacer  las  cosas  …  Me  encanta  explicar  lo que ha surgido de mezclar conocimiento  y acción.

Mi  profesor  de  dibujo  en  el  instituto  tuvo  un  disgusto  cuando  le  dije que no haría Bellas Artes. Él me conocía. Sabía que me gustaba el arte… Creo que  esta  parte  artística  que  no  llegué  a  potenciar  la  intento  volcar  en  las presentaciones de Power Point que hago por estos mundos…

La  verdad  es  que  no   sé   muy  bien  cómo  es  que  estoy  dando  charlas científicas  sobre  cardiología intervencionista  por  todos estos  mundos de Dios…  Quizás   es  por  esto, porque  sé  transmitir la pasión que me despierta mi trabajo  como cardióloga intervencionista, por el deseo de compartir con los demás lo que ido aprendiendo, y por esta pincelada de “arte” en mis diapositivas, en las que pongo algo de mi esencia…

Quizás es esto lo que gusta, mi deseo de compartir, de empatizar, de establecer una comunicación “no violenta”, de considerar a quien tengo delante como a alguien que tiene su propia experiencia y que, por tanto, puede aportar al evento tanto o más que yo. Y que me ven que disfruto compartiendo; y el disfrute siempre lleva al disfrute de los demás, ¿No lo habéis vivido?

¿Cuántos cardiólogos y cuántos enfermeros han venido a aprender técnicas en nuestro hospital? ¿Por qué vienen precisamente al nuestro? No es porque seamos los mejores del mundo ni porque seamos los que más procedimientos hacemos. Vienen porque se sienten a gusto. Porque saben que vamos a compartir con ellos todo lo que sabemos, porque saben que conectamos con ellos de persona a persona.

Más de 5 generaciones de cardiólogos invervencionistas noveles han pasado por los cursos de formación en cardiología intervencionista que la empresa Abbott  realiza en España desde hace 5 años. Mi compañero de Madrid, Agustín Albarran y yo les hemos explicado todo lo que sabíamos, de la misma manera que antes se enseñaba un oficio a los aprendices… Y ¡ hemos disfrutado tanto!.

¿Sabéis la satisfacción que da el compartir todo lo que sabes? ¿Sabéis la experiencia personal que esto nos ha dado?

Conoces lo que están esperando de ti, lo que están esperando que les expliques…

Es como si te cambiaras por el que tienes delante: sabes que te está pidiendo que le expliques. Y lo haces. Y lo que resulta es entonces absolutamente mágico.

Y mágico es explicar con esta motivación cómo  resuelves un tipo determinado de  procedimiento.

Mágico es explicar  cómo empezar a poner en marcha un programa de acceso radial en el quirófano.

Mágico es explicar cómo empezar un programa de tratamiento de infarto del infarto mediante angioplastia primaria en tu territorio.

Mágico es explicar que la enfermedad cardiovascular es la primera causa de mortalidad en la mujer…

Es mágico y es un privilegio poder compartir y explicar   todas  tus experiencias  por el mundo.

 Gracias a la vida, que me ha dado tanto.