Especialista en Cardiologia Intervencionista
TwitterFacebookGoogleLinkedInYouTubeRSS

Cardiología intervencionista

Cuando somos residentes en cardiología, cuando nos formamos como cardiólogos, rotamos por las distintas secciones del departamento de cardiología.

En los quirófanos de hemodinámica, en las Unidades de Cardiología Intervencionista, podemos solucionar muchas patologías cardiacas: abrimos las arterias que están obstruidas y las dejamos “limpias”, y los corazones de los pacientes vuelven a recibir sangre, vuelven a funcionar…. Cerramos “agujeros anómalos “entre las cavidades cardiacas mediante dispositivos que tapian estos agujeros… También podemos implantar algunas válvulas cuando dejan de funcionar, sin necesidad de tener que operar a corazón abierto…

cardiologia intervencionista. Josepa Mauri Ferre

Recuerdo todavía mi rotación por la Sección de Hemodinámica de Bellvitge, donde hice la residencia, hace ya muchos años. Ver como mis compañeros solucionaban los problemas de los pacientes sin necesidad de ser operados a corazón abierto, ver todo lo que se movía en aquellos quirófanos, me fascinó desde el primer momento.

Hacemos muchas cosas, muchas. Sin embargo el porcentaje más elevado de problemas que tratamos son los derivados de la patología de las arterias coronarias. Hemos avanzado tanto… Estamos tratando actualmente patologías que hace unos años ni siquiera hubiéramos imaginado que podríamos algún día tratar. Hemos avanzado mucho en muy pocos años. Y esto ha sido gracias a la unión de los esfuerzos de los profesionales de la cardiología intervencionista y los de la industria tecnológica que ha sabido entender cuáles eran las necesidades para poder avanzar en el tratamiento de nuestros pacientes e invertir en ello.

En los quirófanos de hemodinámica hay una mezcla muy interesante de sentimientos: el sentimiento del paciente que viene con miedo – se trata de que le arreglen el corazón ¡el motor de su vida! – mezclado con la total confianza de que se le solucione su problema. El sentimiento del equipo que sabe que va a poder ayudar a este paciente concreto. Y otro sentimiento que flota siempre en el ambiente , el que dice a todo el equipo “cuidado, no os confiéis, estad atentos, estad presentes al 100% en cada cosa que hacéis, en cada movimiento que hacéis, en cada decisión que tomáis, estad atentos porque si no, las cosas se pueden torcer y aquel paciente al que queréis ayudar , puede convertirse en un paciente que ha tenido una complicación “ . Este sentimiento, el de trabajar siempre al filo de la navaja, hace nuestro trabajo muy especial. De aquí que muchos residentes, al igual que me pasó a mí, sientan esta atracción por este oficio tan precioso al que me dedico.

Yo, como muchos de ellos, pensé en su momento que no tendría posibilidad alguna de dedicarme a la cardiología intervencionista, y fui primero por la parte clínica. Trabajé durante más de 7 años como staff de la unidad coronaria. Me encantaba, disfruté mucho y aprendí mientras tanto muchísima cardiología clínica. Pero cuando se ha sembrado en ti la semilla del intervencionismo…. esta florece, seguro… No seáis tontos, residentes de cardiología a los que os gusta el intervencionismo, confiad, id a por ello…. Mirad que me pasó a mí.

Al volver de la baja maternal de mi hija menor, hace 21 años, se necesitaba un médico en la unidad de hemodinámica. Lo vi claro, era mi oportunidad… me dije a mi misma: “Pero sólo harás diagnósticos, no podrás hacer intervencionismo “. “De acuerdo. De momento esto me basta. Si veo que quiero más…. ya veremos” Y después de más de tres años de realizar soloestudios diagnósticos, justo cuando necesitaba algo más, pude empezar a realizar procedimientos intervencionistas, y volví a disfrutar con el esfuerzo de aprender nuevamente – creo que en algún sitio a esto le llaman esfuerzo gozoso – y hacer cada vez casos más y más complejos y poder ayudar cada vez más a más gente…

Y luego surgió la oportunidad de crear una Unidad de Cardiología Intervencionista nueva, a mi estilo… y me fui al Hospital Universitari Germans Trias i Pujol como jefe de sección, hace ya más de 13 años. Y allí creamos una unidad de la que todos los que trabajamos allí nos sentimos orgullosos. Ya hace 13 años.

[quote style=”1″] No somos los que más pacientes tratamos, no somos los que más procedimientos hacemos, no somos los que más tecnología tenemos, nuestro hospital es pequeño, no podemos compararnos con los grandes hospitales. Lo que sí somos, es un grupo que ofrece lo mejor de sí mismo, con lo mejor que tiene, para que los pacientes que trata reciban la máxima calidad técnica y humana. Y estoy orgullosa de este equipo.”[/quote]

Residentes, si os gusta la cardiología intervencionista, id a por ella. Luchad por lo que os gusta y la vida os lo traerá.